Imprimir

Parque Abelardo Sánchez

Parque Abelardo Sánchez

En su primera planta se pusieron en sus 120.000 metros cuadrados unos 12000 pinos y más de 4.000 árboles de diversas clases: acacia, plátanos, olmos, cerezos, sóforas, catalpas, etc.

Las puertas de hierro y la cerca que lo rodea, además del enladrillado del paseo que flaquea la orilla izquierda del Parque, y que discurre paralelo a la Avenida de España, son las últimas obras realizadas.

A los pocos metros de recorrido, junto a la caseta-restaurante "El Pinar", verás un pequeño monumento con un busto de Saturnino López, quien donó a la ciudad las aguas de un manantial de su propiedad. Dicha escultura fue realizada por Ignacio Pinazo en 1929. Desde aquí, se observa un busto de Miguel de Cervantes, que data del año 1968. Continuando por el paseo central, llegamos a la explanada, en la que esta ubicado el Colegio de San Fernando.

Vamos andando hacia la Cruz de los Caídos, monumento posterior a 1940. Muy cerca está el Museo Provincial.

Desde el Museo, llegaremos a un pequeño estanque con patos y, junto a él, el busto del poeta alicantino Azorín, obra de Andrés Tendero, escultor albacetense. Al fondo, el parque infantil.

El parque Abelardo Sanchéz, gracias a la anchura de sus paseos, ha sido y es un lugar de encuentro para los habitantes de la ciudad, dando albergue a numerosas actividades culturales y artísticas, como los Festivales de España, hasta su reciente traslado al Edificio Ferial. Además de estas actividades artísticas, este amplio espacio arbolado es un lugar especialmente querido para compartir horas de charla y juegos por los albaceteños de todas las edades.